Cerrar el Círculo de la Meningitis

publicado en: Actualidad | 0

Tal y como recoge la Guía de Práctica Clínica sobre Enfermedad Meningocócica Invasiva del Sistema Nacional de Salud (2013) a la que contribuimos como organización de pacientes, “la elevada morbilidad y mortalidad de esta enfermedad que, en ocasiones, sigue un curso fulminante, así como su mayor prevalencia en la edad infantil y su patrón epidemiológico convierten esta enfermedad en un problema sanitario de primer orden”. Pocas enfermedades generan una alarma social similar a la que se registra cuando la población tiene noticia de casos de meningitis en su entorno.

Los avances en prevención y detección precoz, y la extraordinaria capacidad de nuestros profesionales sanitarios en reanimación y cuidados intensivos, han contribuido a una mejora del pronóstico cuando un caso llega al hospital. Sin embargo, la enfermedad sigue registrando una mortalidad elevada, sobre todo en las primeras 24-48 horas. Así, la meningitis puede ser fatal entre el 10-20% de los casos y el 20% de las personas que sobreviven pueden sufrir secuelas de por vida que afectan de manera significativa a su calidad de vida y a la de sus familiares y cuidadores.

Recientemente, los datos publicados por la Red de Vigilancia Epidemiológica Española de la temporada 2017-2018 reflejan que los casos de meningitis provocados por serogrupo B siguen siendo mayoritarios en nuestro país, con 142 casos, de los cuales 66 (46%) fueron en edad pediátrica. Por otra parte, se refleja, asimismo, un aumento sostenido de los casos provocados por serogrupos como el W y el Y con 48 y 37 casos, respectivamente.

Este número de casos puede parecer bajo comparado con las graves ondas epidémicas de los 80 y 90, pero cada uno de estos casos, que nos toca atender a diario desde la Asociación, es un drama y una tragedia evitables y representa un coste social y humano inasumible que no podemos tolerar en nuestra sociedad de 2019, máxime cuando tenemos a nuestra disposición vacunas seguras y eficaces en la protección individual, como demuestra su aplicación en otros países europeos, contra todos los tipos de meningococo.

Tanto la Asociación Española contra la Meningitis como numerosas Sociedades Científicas y entidades profesionales, en línea con lo ya acontecido en otros países, venimos reclamando desde hace años la introducción en el Calendario español de la vacuna frente a Men B, especialmente en lactantes, el grupo de edad más vulnerable, así como la inclusión de la vacuna frente a Men ACWY en un intento de frenar la emergencia de nuevos casos recientemente observada.

Las vacunas son la mejor inversión en salud que pueden hacer las administraciones públicas, como demuestran numerosos informes y análisis de rendimiento y rentabilidad del gasto sanitario. Hoy día, sin embargo, salvo en el caso de grupos de riesgo, la administración de estas vacunas queda a la iniciativa y capacidad económica de las familias, que asumen el coste íntegro de las dosis en la farmacia, que, a modo de ejemplo, en el caso de la pauta en lactantes para Men B, asciende a 318€, y 110 € para Men ACWY.

Además, a pesar de que existen esos grupos de riesgo, la meningitis afecta en un 99% a personas sanas y precisamente, este coste de la vacunación está provocando que las familias con menor poder adquisitivo no puedan acceder a las vacunas provocando una situación de desigualdad e inequidad social.

Por todo ello, solicitamos a las Administraciones Sanitarias de nuestro país, la inclusión de la vacunación frente a Men B y Men ACWY en el calendario de vacunación español con el objetivo de cerrar el círculo de la Meningitis e impulsar con ello, junto a los países más avanzados, el valor de la prevención frente a esta enfermedad en el marco de nuestro SNS, y si esto no fuera posible, facilitar mediante la prestación farmacéutica el copago y acceso a la vacunación para todas las familias que lo deseen.