El relato de Noa, superviviente de Meningitis a los 11 años.

publicado en: Actualidad | 0

Hace unas semanas, Noa contacto con nosotros y quiso hacernos participes de su vivencia como afectada de Meningitis (sin secuelas) enviándonos este texto y fotos, que con su permiso, compartimos con todos vosotros.

Y le agradecemos enormemente nos hay contactado y transmitido de su experiencia para poner cara a esta enfermedad a la que también se puede sobrevivir sin consecuencias, pero que también afecta a todo el círculo familiar.

"Soy Noa (aunque me llamo Ainhoa) sufri meningitis meningococica C hace 22 años cuando tenia 11... a día de hoy tengo 33 años y ni una secuela.

Os comienzo relatando lo que recuerdo de aquel día 19 de Junio de 1997 que coincide con el cumpleaños de mi hermana mayor y tal y como dijo mi doctor mi segundo cumpleaños ya que reviví.

Todo comenzó cuando saliamos del cole sobre las 14h. y como casi cada día nos ibamos a la playa con mi madre a pasar la tarde y ese dia coincidío que venia una vecina embarazada con su hijo el cual éramos muy amigos.
Pasamos un día genial y al acabar la tarde nos fuimos para casa... Me comenzó a doler la cabeza pero mi madre lo asoció al cansancio de todo el dia jugando en la playa. Llegamos y no quería cenar, me duché y me metí en la cama de mi madre porque me seguía el dolor de cabeza y comencé a tener décimas de fiebre, y de ahí comenzó el dolor en la nuca el cual jamás se me olvidará .

Sobre las 22/23h la fiebre me subió casi a 40º y el dolor era cada vez mas fuerte, mi mami como vió que no se me pasaba decidió tomar la conclusión de llevarme al hospital.
Al levantarme vomité dos veces en la cocina y comencé con convulsiones, sin saber que lo que me estaba pasando era el principio de un paro cardíaco el cual el primero me dió en casa.

Mi hermano que aún vivia en casa de mis padres llegó del futbol y nada más llegar al verme así y ver a mi madre nos llevó al hospital, tan asutados estaban que se dejaron la puerta de casa abierta.

Tras montarme en el coche no me acuerdo de mucho, llegamos al hospital y me sentaron en una silla de ruedas, no sé como me vieron los médicos que directamente me pasaron a urgencias en infantil sin siquiera hacerme esperar.

Nada más entrar ya que todo pasó super rápido o así puedo recordarlo yo, me tumbaron en camilla para hacerme una analítica y lo último que recuerdo es decirle a mi mami, mama dile que dejen de hacerme cosquillas... y desde ese momento perdí absolutamente el conocimiento y no recuerdo absolutamente nada hasta el día siguiente.

Por lo que me contó mi madre fue la peor noche de su vida, vió como a su hija de 11 años le daban 3 paros cardíacos, del cual uno de ellos estuve en parada cardiorespiratoria más de 3 minutos.
No lo sentí pero de ver como mi madre me cuenta la angustia que sintió al ver como reanimaban a su hija de onde años con las placas se me encoge el alma y la vida.
Las primeras hipótesis que sacaron a los resultados de la analítica es que tenia leucémia por la inexistencia de globulos rojos en la sangre.
Fue una noche horrible para mi madre, no podía verme y nadie le daba noticias llorando por los pasillos y esperando que llegara mi padre que estaba fuera.
Le pidió a la doctora verme, y ella le dijo que tenia que calmarse que su hija se moría pero aun así yo sentia absolutamente todo, le pidió que fuera por los pasillos que llorara gritara pero que al entrar me trasmitiera paz .

Sinceramente no sé de donde saca la fuerza mi madre pero lo consiguió ella me vio con el aparato cogiéndome la lengua para que no me la mordiera o tragara, las vias puestas, entubada y sedada, ya os podeis imaginar el panorama y bueno en la UCI ya que mi estado era crítico.

Sé por lo que me cuenta mi madre y por lo poquito de lo que tuve consciencia que esa misma noche me realizaron la punción en la espalda y realizaron dos, la prueba de leucemia y la de meningitis, de ahi me pusieron sondas para hacer pipi, me tuvieron que poner el suero en la ingle porque la via del brazo se doblaba literalmente de como tenia las venas. Me sacaron sangre para aburrir... todo horrible hasta el dia siguiente que pude tener algo más de consciencia ya que no sé si fue al dia siguiente o varios dias.

Aparte de no sentir nada de nada, de cintura para abajo una de las enfermeras quiso levantarme y me cai de tal manera que saltaron las vias y me clave la de la ingle... ya os podeis imaginar el percal, despidieron a esa enfermera porque me obligo literalmente a levantarme.
Fueron días muy críticos los cuales no avanzaba en ningun sentido, mi padre y mi madre donaron sangre ya que no habia manera en recuperar los glóbulos y todos los transplantes mi cuerpo los rechazaba...
A pesar de ello y de no querer comer, me venian cada día el equipo de cocina a pedirme literalmente que quieres comer, lo que tú quieras... me pusieron tele, mis juguetes absolutamente todo para intentar que yo resurgiera a flote. Pase la noche de San Juan alli, en la UCI sola, ya que solo podian pasar a verme por horas y contadas.

A todo eso tuvieron que vacunar a todo mi colegio a pesar de que yo no podia contagiar ya que mi tipo de meningitis no se puede contagir directamente yo , es decir yo me contagie por alguien que estornudo pero yo no tenia riesgo de poder contagiar a nadie y llegó a la semana el horrible dia de subirme a planta, horrible porque por lo que recuerdo fue la peor noche de mi vida

Subimos por la mañana aunque seguia sin poder andar, nada no notaba nada de cintura hacia abajo. Me pusieron en una habitación con mas niños, me encontraron las manchas, los bultos y por la tarde, la fiebre empezo a subirme de una manera horrible y comenzo el dolor de pies, los tenia literalmente helados y mi sensacion era de que me quemaban como si fuera fuego ... horrible y ahi los medicos se plantearon el volver a bajarme a la UCI.
Tras controlar esas fiebres pude quedarme en planta, e intentar que todo fluyera, recuerdo los dias alli, con análisis cada día a las 6 de la mañana, mil revisiones, ayudándome a levantarme para intentar que mis piernas reaccionaran, y nada... los dias pasaban yo seguia con el peso muy bajo. Recuerdo que un dia vinieron de la UAB a realizarme fotografias sobre mis manchas, mis bultos y hablaron con los médicos sobre la enfermedad.

Un día de tantos dando un paseo con mi silla de ruedas y mi suero por la planta una mujer tenia a un bebé el cual a mi me encantaban y esa mujer me rechazo de tal manera como si tuviera la lepra, puso una queja al hospital porque tenian a una niña "infectada" con mas niños. Desde aqui le digo a esa "señora" que estaba en un hospital experto, serio y fabuloso, que me subieron a planta porque no podía contagiar a nadie, estaba en una habitacion con 4 niños más y cada uno tenia una afección distinta que no se podia contagiar, y si algún día lo lee, que sepa que yo era una niña malita pero no tenia nada contagioso.

Cuando uno de los días los médicos como siempre intentaban venir levantarme y yo lo intentaba con todas mis fuerzas, pero a pesar del poco peso y de que no me sentia de cintura para abajo los intentos eran nefastos.
Un día de esos que vinieron a verme estaba sentada medio incorporada en el lateral de la cama, me preguntaron de nuevo como me sentia si habia dado algun paso y mi respuesta fue:

Yo puedo andar (no lo habia intentado esos dias) y literalmente fue asi me levante de un salto de la cama y me quede de pie. Podeis imaginar la cara de mis médicos, ya estaban preparandome la silla de ruedas para poder irme a casa...
No recuerdo ni como lo hice pero se que me levante y aunque mi poco peso (me quede con 11 años en 21 kg) no me dejaba dar mas de 3 pasos porque me caia... A partir de ese dia fue una evolución por segundos...

Me dieron el alta 3 semanas después del primer ingreso, y aunque parezca poco mi recuperación fue muy rápida. Los médicos decidieron dejarme ir porque sabian que en casa y con los mimos de mi mami la recuperación seria increible.

Y asi fue, cogi peso, volvi a andar poco a poco, y cuando volví a la revisión y para el alta definitiva, mi doctor al cual le doy las gracias infinitas por salvarme la vida me dijo que desde el 19 de Junio de 1997 yo tenia otro cumpleaños que volví a nacer literalmente. Bajé también a ver a la doctora que me cuido la noche del ingreso en la uci y la que me puso las sondas, la pobre estaba embarazada y al pasar a la semana y no verme allí y no consultar pues pensó que no había pasado de aquella semana y que me habia muerto. Cuando bajé a buscarla con su super barriga cuando me dieron el alta definitiva al verme se puso a llorar de la emocion al verme tan bien...

Y desde entonces no he vuelto a pisar ningún hospital para ningún ingreso más, soy una chica absolutamente sana, sin ninguna secuela gracias a lo rápido que actuó mi madre y los ángeles que tuve en el Hospital Germans Trias i Pujol en Badalona.

 

No tengo palabras para agradecer a mi familia sobre todo a Rosana (o mi tata Rosi) la mujer de mi hermano Jesús que estuvo con mi madre y conmigo al pie del cañon, noches y dias enteros. Gracias tata por cuidarnos a todos tanto.
A mi hermano Jesús por estar ahí en todo momento con mi madre, mi cuñada y mi padre y sacar coraje por todo lo que pasó
A mis hermanas que vivian en Francia e hicieron lo posible por estar conmigo.
A mi madre por ser una luchadora en todos los sentidos y no rendirte jamas.
Y a mi padre que a día de hoy no está con nosotros pero que estuvo conmigo y nos cuidó hasta el último milimetro.

 

Y a todos los que están pasando por ello ÁNIMO Y FUERZA, todo esto pasa gracias a dios hay muchos avances y tenemos un equipo en España de médicos envidiable."

 

Gracias Noa por tus palabras y por las fotos que acompañan al relato.